Reflexiones sobre el "Moroso"

En un despacho de administración de fincas, uno de los mayores problemas con los que solemos lidiar es el de la morosidad en las Comunidades de Propietarios, acentuado en estos tiempos que nos ha tocado vivir.
 
Hay varios tipos de morosos. Pues bien, hoy queremos reflexionar respecto a los "morosos" o morosos profesionales.
 
"Moroso" es la persona (o entidad mercantil) que, deliberadamente y teniendo capacidad económica para ello, no abona a su vencimiento las cuotas de la Comunidad o demora el pago de las mismas.
 
Entorno a esta figura, nos surgen varios interrogantes:
 
¿Qué piensa este tipo de persona cuando entra a su edificio y pulsa el encendido de las luces o llama al ascensor?
 
¿Qué piensa cuando ve a la empresa de limpieza trabajando en su escalera?
 
¿Sabe que, a causa de su falta de pago, la Comunidad, en ocasiones, se puede ver perjudicada por no poder atender los gastos ordinarios de mantenimiento o los servicios contratados?
 
¿Duermen a gusto por la noche?
 
¿Qué pasa por su cabeza cuando se cruzan con sus vecinos en el edificio? ¿No sienten vergüenza?
 
¿Qué creen que piensan el resto de copropietarios cuando les ven "de cañas", "de tapas" o con coche nuevo?
 
¿Qué tipo de persona se ha de ser para soportar eso?
 
¿De verdad piensan que no van a tener que abonar esas cuotas más tarde o más temprano?
 
En conclusión, la crisis ha ayudado al "caradura" de toda la vida a tener una excusa más para demorar los pagos o intentar esquivarlos. Esta situación conlleva a provocar conflictividad en las Comunidades de Propietarios o a acentuar la ya existente por los "roces" de la convivencia.
 
Demorar el pago de las cuotas de escalera no es la solución a ningún problema e, incluso, puede ser fuente de problemas para el titular de la deuda y para el resto de copropietarios. Si tarde o temprano se han de abonar esas cantidades, ¿porqué demorar el cumplimiento de esa obligación legal?
 
Por nuestra parte, continuaremos dedicando mucho esfuerzo diario a luchar contra este tipo de actitudes y desde lo limitado de nuestra capacidad de acción como administradores de fincas. Ojalá el legislador encontrara alguna formula que ayudara a paliar esta lacra y nos diera, a los administradores de fincas, mayor capacidad de respuesta ante este tipo de personas. Las opciones que tenemos, hoy por hoy, a nuestro entender, son del todo insuficientes.
 

Copyright © 2015 Guixot Gestión Integral SL. todos los derechos reservados. Prodigitel Diseño Web y Hosting.
Aviso legal | Política de privacidad